Arranca una nueva etapa para la democracia en Paraguay

martes, 23 de junio de 2020

Mañana será un día fundamental para la República del Paraguay. Las primeras doscientas declaraciones juradas de altos funcionarios públicos que ocuparon cargos desde 1998 a 2017, serán publicadas en el Portal Web de la Contraloría General de la República (CGR), según anunció su propio titular, Camilo Benítez Aldana.


Esto se da luego de que el Pleno de la Corte Suprema de Justicia haya fallado a favor de la publicación, tras una acción de inconstitucionalidad presentada por la CGR contra sentencias judiciales que reconocieron el derecho de acceso a la información pública sobre las declaraciones juradas. Se trata del primer caso resuelto donde esa alta instancia judicial interpretó los alcances de la ley 5282, de acceso a la información pública.


Como en 2013, cuando los sueldos de los funcionarios se hicieron públicos tras una sentencia judicial y un contexto político generado gracias al rol del periodismo de investigación, tiempo en que se descubrieron numerosos casos de corrupción, mañana se abrirán las páginas a una nueva y anhelada primavera de la información. De igual manera, el principio de control ciudadano sobre los actos de gobierno y, particularmente, sobre la integridad de los funcionarios se verá fortalecido.


Con esto, Paraguay tendrá la oportunidad esencial para generar cambios estructurales que han perjudicado a sus instituciones y desfavorecido a innumerables personas que buscan mejorar su calidad de vida con oportunidades que solo se presentan cuando la corrupción está ausente. Este hecho histórico será un paso firme para consolidar la lucha contra la corrupción, mediante su actor más importante: la ciudadanía.


La liberación de las declaraciones juradas no representa un fin en sí mismo, sino el comienzo de una nueva etapa en la que como ciudadanos debemos renovar nuestro compromiso de velar por el bien común, el futuro de nuestros hijos y acercarnos a ese Paraguay democrático y transparente que tanto anhelamos.