La tierra se puede recuperar de una pandemia, del calentamiento no

martes, 19 de octubre de 2021

El magistrado de Hawái, Michael D. Wilson visitó nuestro país días pasados y, por iniciativa del Instituto de Derecho y Economía Ambiental (IDEA), brindó dos conferencias para hablar sobre el cambio climático y las acciones que se deben emprender en países pequeños como Paraguay, para contrarrestar sus efectos. Hizo énfasis en la imposibilidad de revertir los daños que puede sufrir el planeta por la devastación de sus recursos.

Wilson, quien vino a Paraguay por motivos particulares, es juez asociado de la Corte Suprema de Hawái, Estados Unidos, y es uno de los líderes globales en la lucha contra el cambio climático. Fue uno de los impulsores para la creación de una comisión de crisis de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), con el objetivo de unir a la mayor cantidad posible de actores clave uniendo a organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas.

La primera de estas conferencias fue organizada conjuntamente con la Dirección de Derecho Ambiental de la Corte Suprema de Justicia, a cargo de la abogada Anaya Arrúa. El encuentro, del que participaron jueces, altos funcionarios de la CSJ e invitados especiales, fue para hablar sobre “El rol del poder judicial ante el cambio climático”.

Durante su conferencia, Wilson se dirigió a los jueces y les dijo que es su deber velar por la protección de los recursos por encima de cualquier interés político o empresarial. Les animó a comprometerse con este desafío y a ser firmes en sus decisiones.

Hizo especial énfasis en que el daño al planeta es irreversible. Señaló que “estamos viendo que la tierra puede recuperarse de una pandemia, pero eso no sucederá con el calentamiento global. Si el planeta llega a subir su temperatura en 1.5 grados (como diversos estudios refieren) no habrá vuelta atrás”, dijo.

Expertos a nivel mundial hablan de esta cifra como un límite que depararía un mayor incremento del calor extremo, lluvias torrenciales y probabilidad de sequías, que afectarán directamente a la producción agrícola en zonas sensibles como el Mediterráneo o Latinoamérica.

Por otro lado, el lunes se realizó un conversatorio virtual con miembros del Comité Paraguayo de la UICN, donde Wilson pudo escuchar las experiencias de las organizaciones y los animó a seguir trabajando por la protección de los bosques y cauces hídricos.

Este conversatorio está disponible en el canal de Youtube de IDEA.